FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE ANTIGUOS ALUMNOS ANCILLAE CORDIS IESU

ASAMBLEA GENERAL 2017 FEAACI
Encuentro Nacional en el Puerto de Santa María (Cádiz)

El día 25 de Marzo nos reunimos unas 250 personas, Antiguos Alumnos y algunas Hermanas, entre ellas la H. Provincial Margarita Rivera, la H. Mª Ángeles Martín, misionera en Filipinas, la H. Paloma Román, Delegada de Pastoral y las encargadas de las distintas Asociaciones de España.

Fue un día intenso, se disfrutó de esta tierra alegre y acogedora, se compartieron experiencias, amistad, proyectos…

La Asociación de AA de El Puerto nos recibió con los brazos abiertos, con un programa bien organizado aunque la lluvia y el viento quisieron impedir lo grande que todos llevábamos dentro. Se notaba ese aire de FAMILIA que siempre nos ha caracterizado.

A las 9 de la mañana, la Junta Directiva se reunión en el Salón de actos del Colegio. A lo largo de la mañana se visitó, la basílica de la Virgen de los Milagros, Patrona de El Puerto, el museo de la Compañía de Jesús, la Plaza de Toros, Las Bodegas de Osborne y a las 14 horas, en la bodega ALAMEDA tuvimos la comida.

A las 17,30 horas, en los salones parroquiales de la Prioral tuvimos la Asamblea donde la H. Mª Ángeles Martín nos habló, con el corazón, de la marcha de la Escuela de Sabang en Naga (Filipinas). Fue un momento muy emotivo donde palpamos la necesidad de seguir con entusiasmo en este proyecto tan nuestro.

A las 19 h., en la iglesia del Colegio de las Esclavas tuvimos el broche de oro, la Celebración de la Eucaristía, presidida por el P. Fernando Marredo SJ. Alrededor de la Mesa del Señor dimos gracias por tanto bien recibido, por la experiencia de sentirnos Familia, Iglesia, como Santa Rafaela Mª y la M. Pilar deseaban. Comprobamos una vez más que la Eucaristía es para todos como la raíz para el árbol, ánimo y fortaleza para hacer realidad nuestro compromiso como Antiguos Alumnos, como Familia ACI. Una celebración bien preparada y animada por el coro rociero de “El Espíritu Santo” que hizo que nos emocionáramos y más con la Salve Rociera que cantamos a la Virgen con todo el corazón.

Terminamos con una merienda que nos tenían preparada en una parte del colegio entre abrazos, despedidas y deseos de seguir viéndonos, si Dios quiere en Bilbao estaremos.